Home

El nudo gordiano de todo profesional que quiere sacar el máximo jugo a su talento en un tiempo y escenario dado tiene nombre: prioridades.

Poco importa las horas de trabajo que carguemos en la espalda. Si no nos centramos en aquellas tareas que tengan una relación directa y necesaria con el resultado que buscamos obtener, de nada valen esas horas.

Las causas de una gestión deficiente de las prioridades pueden ser varias:

  • Objetivos poco claros o mal definidos. Si no se sabe el destino, es muy difícil encontrar el “mejor camino”.
  • Procastinación, “mañana lo hago”: Cuando no se toman decisiones  o acciones en el momento oportuno, se pierden oportunidades y eficacia. El precio que se paga por no hacer es siempre más caro.
  • Ocupado en tareas menores, “es que esto es urgente”: Estar ocupado no es sinónimo de eficacia. John Kotter revela que el los managers más efectivos dedican la mitad de su tiempo a sus P1 y P2. No malgastan tiempo o energías en tareas urgentes y pequeñas.
  • Hacer lo que más gusta, “empiezo por esto que me gusta más/cuesta menos”: El enfocarse solamente en aquellas cosas que son más fáciles o están más alineadas con nuestro gusto no es una manera eficaz de gestionar las prioridades
  • Tiempo, “no tengo tiempo”: Planificar la semana con antelación, conforme a los resultados que se quieren obtener, es el primer paso para una eficaz establecimiento de prioridades.

En un proceso de coaching se pueden trabajar de manera personalizada sobre las causas que generan una gestión deficiente de prioridades.

Aquí me detengo sólo en una de las técnicas. Hay muchas herramientas de gestión, me voy a centrar en la famosa matriz de Stephen Covey. Es fácil de implementar, clara y eficaz.

Las actividades que se centran en el cuadrante II son aquellas que constituyen la clave para conseguir resultados positivos, independientemente de cuál sea el objetivo. No son urgentes, no necesitan  atención YA.  Pero lo cierto es que si por eso se cae en la tentación de relegarlas a un segundo plano….el impacto en la eficacia es devastador.

La matriz de Covey es una guía para tomar conciencia del cuadrante en el que invertimos o gastamos nuestro tiempo, como primer paso. Pero sobre todo es una eficaz herramienta para centrar nuestro trabajo en base a objetivos, prioridades y tiempo y energías necesarias para HACER.

¿Necesitas ayuda con el establecimiento de objetivos, la asignación de prioridades y gestión del tiempo?

Puedo ayudarte !! dolores.diz@crearsolucionescoaching.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s