Home

Liderar hoy

“Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento. Es el talento de reconocer a los talentosos”. Elberd Hubbard

Vivimos en un mundo donde los conceptos de tiempo, espacio y velocidad se han transformado radicalmente gracias al avance incesante de la tecnología. Cuando el tiempo y el espacio dejan de ser factores limitantes para la toma de decisiones en el mundo empresarial, es cuando comienza a delinearse un nuevo mapa mundial, en el que día a día cambian las fronteras y los actores. Este proceso, conocido como globalización, es básicamente de índole económica y tecnológica, pero sin lugar a dudas provoca una fuerte crisis en todo el mundo político, social y cultural hasta ahora conocido.

En este escenario de competencia creciente y condiciones sumamente variables, volátiles en algunos casos, es donde los líderes tienen que actuar y desempeñarse con eficacia. Según una investigación del CCL (Center for Creative Leadership)  sobre “Los cambios en la naturaleza del liderazgo” , las tendencias que más cambio y adaptación exigen a los líderes son:

  • Una creciente complejidad en la naturaleza de los desafíos que enfrentan.
  • La revolución de la Innovación.
  • El arte del liderazgo virtual.
  • La colaboración para conseguir el éxito.
  • Las interrupciones constantes en el trabajo.

Responder con habilidad a estas tendencias constituye el desafío principal para quien lidera o pretende liderar. Las habilidades y competencias de ayer no son suficientes hoy.

Hoy se valora más que nunca la capacidad de innovar, de ser flexibles y adaptables, de asumir riesgos, de pensar globalmente, de actuar con rapidez, de ser creativos y, esto es una de las competencias claves, atraer y desarrollar el talento.

Según Murakami Teruyasu del Instituto Nomura vivimos en la Era de la Creación Intensificada. El éxito depende del talento,  de la creatividad, el capital intelectual, el factor intangible de una empresa.

La nueva guerra es la guerra por el talento. Las empresas que destinen tiempo, recursos y personas para descubrir, desarrollar,  potenciar y retener talento son las que tendrán opción al éxito. Las demás se condenan a la extinción o la irrelevancia.

La vocación y  la ocupación  del líder por lo tanto,  deberán centrarse en el desarrollo del talento, con pasión y obsesión. La talla de un líder se mide en la concentración crítica de talento en su equipo.

Algunos hablan de las 4 C  para el éxito:

Contemplación: dimensión reflexiva, autoconocimiento.

Creatividad: dimensión imaginativa

Colaboración:  dimensión inclusiva

Conexión: dimensión holística.

No son definitivas ni excluyentes, pero son unas buenas coordenadas  para desarrollar el talento, para crear y potenciar líderes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s